marzo 30, 2020
Enfermedades de las palomas

¿Qué enfermedades transmiten las palomas?

En el mundo existe una gran variedad de palomas. Entre todas, la especie que más abunda es la silvestre, propia tanto de urbes como de campos. Indudablemente, estos animales aportan belleza y muchos beneficios a las ciudades, pero de igual forma; transmiten numerosas enfermedades de gran riesgo.

¿Cómo transmiten las palomas las enfermedades?

El mayor de los problemas que ocasionan estas aves, está dado por la cantidad de excremento que fabrican; el cual se encuentra lleno de virus y bacterias. Este, al secarse en las calles, se convierte en un polvo que viaja de un lado al otro; ya sea arrastrado por el aire o sacudido por personas y animales. La forma más común de adquirir patógenos capaces de causar enfermedades con gran peligro para la salud, es inhalar este polvillo.

Enfermedades que pueden ser transmitidas por las palomas

Según los especialistas en el tema, la mayor parte de la población afectada son personas con las defensas bajas, tales como; infectados con VIH, enfermos con diabetes o cáncer, embarazadas, niños y ancianos.

Las palomas, entre otros parásitos, portan piojos y garrapatillas. Además, varios expertos han coincidido en la existencia de más de 40 enfermedades transmisibles.

Clasificación de las enfermedades que transmiten las palomas:

Histoplasmosis: enfermedad de carácter respiratorio que se ocasiona con un deterioro pulmonar grave. Se encuentra seguida de espasmos, altas temperaturas corporales, tos y dolor precordial.

Neumoencefalitis: produce entre otras cosas, conjuntivitis, hinchazón de los tejidos subconjuntivales, obstrucción, secreción lagrimal y dolor.

Salmonelosis: se adquiere por medio de la ingestión de alimentos infectados con el polvo proveniente del estiércol seco y causa gastroenteritis aguda.

Alveolitis alérgica: también conocida como enfermedad del pulmón de la paloma, produce hinchazón pulmonar y puede aparecer de forma abrupta o poco a poco; por extrema sensibilidad tanto al polvo como a las plumas del ave. En esta enfermedad es frecuente una tos constante, la cual con el paso del tiempo termina causando problemas irreparables en los pulmones.

Colibacilosis: provocado por un parásito que se alberga en el intestino del hombre y los animales, llamado eschequiria colis; el cual produce fiebre, descomposición estomacal e incluso hemorragias epidérmicas.

Tripanosomiasis: las vinchucas son insectos trasmisores del mal de chagas. Ellos producen reacciones inflamatorias, daño tisular e insuficiencia cardíaca y se conoce que su refugio usual son los nidos de las palomas.

Criptococosis: es una enfermedad oportunista causada por hongos y con un vínculo estrecho con los excrementos de paloma. Ella tiende a atacar a las personas inmunodeprimidas, debido a que le es bastante difícil infectar a las sanas. Provoca lesiones mayormente en el cerebro y pulmones.

 Encefalitis de San Luis: afecta al sistema nervioso produciendo adormecimiento, cefalea y fiebre. También puede ocasionar parálisis, coma e incluso la muerte. A pesar de su incidencia en cualquier edad, es de extremo riesgo en adultos mayores de 50 años.

¿Qué se recomienda?

  • Regular la reproducción exagerada de estas aves en regiones con muchos habitantes.
  • Emplear las medidas higiénico-sanitarias oportunas para la recogida del estiércol de dichos animales.
  • Encargarse de eliminar el polvillo utilizando el agua suficiente.
  • Impedir el contacto de personas inmunodeprimidas con el estiércol de las palomas.