septiembre 18, 2021

Trucos de cosmética natural para la cara

Piel seca, ojeras, granitos  y ojos hinchados. Tantos problemas a combatir y poco dinero. Ante la creciente subida de precios  y la poca confianza por los efectos secundarios de los químicos de los productos cosméticos convencionales, una vertiente de belleza y cuidado de la bien ha surgido y está ganando fuerza: la cosmética natural.

Estos ingredientes naturales te ofrecen beneficios estéticos importantes: hidratación, renovación celular, piel clara y brillante y aspecto juvenil. ¡Una maravilla!

En esta publicación reunimos algunos trucos de cosmética natural para la cara. No solo te ayudarán con tus problemas estéticos, también a cuidar tu salud general.

Trucos de cosmética natural para la cara

De acuerdo a un estudio, las mujeres están apostando cada vez más por productos y marcas ecológicas, como la cosmética sólida natural, gracias al impacto positivo de ingredientes que, incluso, encuentras en la cocina del hogar.

¿Cuáles?

  • Aguacate
  • Zanahoria
  • Limón
  • Miel
  • Coco

Preguntamos por aquí y por allá a expertos y mujeres fervientes de la cosmética natural hasta encontrar recetas del cuidado de la cara 100% ecológicas. ¿Empezamos?

Aloe Vera

Aloe vera, o sábila, es el ingrediente estrella en cualquier rutina de belleza ecológica. Esto gracias a sus propiedades hidratantes, desengrasantes, cicatrizantes y renovadoras celulares.

La sábila puede aplicarse de manera directa, una vez que retiras la concha superficial, y estrujas el gel sobre la cara.

Te recomendamos hacerlo antes de bañarte, aunque puedes usar agua tibia. No lo dejes mucho tiempo, ya que puede causarte irritaciones.

Exfoliar

A medida que envejecemos, las células perecen y se acumulan en la capa superficial de la piel. Tu piel lucirá seca y grasosa.

Lo mejor que podemos hacer es exfoliar para desprendernos de las células muertas y recuperar el tono y la belleza de nuestro rostro.

Con cada exfoliación recuperas elasticidad y firmeza. Lo necesario para lucir un aspecto fresco y juvenil.

Además, no necesitas comprar productos comerciales. Basta con tener en casa estos ingredientes:

  • Sal
  • Azúcar
  • Miel

Toma un envase, agrega los ingredientes, remuévelo, Aplicátelo por toda la cara, déjalo descansar durante 15 minutos y finalmente retira la mascarilla casera con agua tibia.

Si quieres duplicar los resultados, evita exponerte al sol durante largos periodos de tiempo.

Té verde

El té verde es, junto al aloe vera, uno de los ingredientes más populares en tratamientos de cosmética natural.

Hay muchísimas formas de aprovechar las propiedades y beneficios del remedio a base de té verde. Pero, si quieres que la planta famosa te ayude a recuperar ese rostro firme, elástico y joven que tanto añoras desde hace tiempo, lo mejor es aplicarlo directamente. De esta manera absorbes los potenciadores, las propiedades y el cóctel de antioxidantes que almacena el té verde.

El té verde ayuda a:

  • Retrasar el envejecimiento
  • Combatir las arrugas
  • Eliminar las patas de gallo

Mascarilla de aguacate

Hablemos del aguacate. Si bien es una rutina de belleza que se ha traspasado durante generaciones, pocas personas conocen las verdaderas propiedades y beneficios.

El aguacate es un poderoso hidratante. Esto gracias a las astringentes y grasas saludables de la fruta verde. También es antiinflamatorio, nutriente y suavizante.

Eliminará tus arrugas, estirará tu piel y reducirá esas manchas que te hacen lucir poco atractiva.

Agua y dormir más

En ocasiones, ni siquiera necesitas ingredientes naturales para lucir bella y reluciente. Solo hace falta cumplir con una rutina fácil y sencilla: dormir y tomar agua.

Empecemos con la hidratación. Un pilar fundamental en una rutina de belleza para el anti-envejecimiento.

Los especialistas recomiendan tomar 8 vasos de agua diarios o comer frutas ricas en líquidos, como fresas y sandías, y verduras como pepino.

En cuanto a dormir, ¿sabías que el insomnio es uno de los peores enemigos de la belleza? Bajo sueño se asocia a altos niveles de cortisol. La hormona del estrés. Si hay estrés, hay manchas, y sobre todo, granitos de acné molestos.

En cambio, cuando duermes al menos 8 horas del día, aumentan los niveles de colágeno, la elastina y se recuperan los niveles de pH del rostro.