mayo 27, 2020
rinoplastia ultrasónica

Rinoplastia ultrasónica

¿Has escuchado sobre la rinoplastia ultrasónica y estás interesado en conocer más sobre el tema para saber si podrías beneficiarte de esta innovadora técnica?

La cirugía de nariz es una de las más demandadas en todo el mundo, encontrándose entre el top 3 en muchos países. Esto se debe a que es muy sencillo que haya personas que no se sienten satisfechas con el aspecto de su nariz, o bien, que presenten ciertos problemas nasales que impiden que tengan una buena respiración.

Asimismo, gracias a los últimos avances tecnológicos y técnicos que han hecho que la rinoplastia sea una intervención menos agresiva y más precisa, el número de personas que se deciden por realizarla no deja de aumentar.

Es aquí donde entra le Rinoplastia Ultrasonica en Valencia, un método que está consiguiendo aplazar a la rinoplastia tradicional gracias a que tiene una serie de ventajas bastante interesantes, las cuales te explicaremos más adelante.

La rinoplastia hoy en día es una de las soluciones menos agresivas que se pueden encontrar, en gran parte gracias al uso del motor de ultrasonidos, que son mucho más precisos y que solo requieren de un post operatorio menor.

La rinoplastia ultrasónica está basada en la tecnología de Cirugía Ósea Ultrasónica, la cual se empezó a usar por parte de los expertos en Cirugía Maxilofacial, el cual se ha ido extendiendo a otras especialidades médicas gracias a todos los beneficios que representa para la cirugía facial.

¿Cuáles son las ventajas de la Rinoplastia Ultrasónica?

Tal y como mencionamos anteriormente, hay varias ventajas bastate importantes que recomendamos que tengas en cuenta para que puedas determinar si este método más novedoso se ajusta mejor a tus necesidades:

Es un método más preciso

La primera ventaja que vale la pena destacar es el hecho de que se trata de un proceso más preciso al momento de modelar el hueso de la nariz gracias al instrumental más avanzado que es utilizado, lo que permite que se puedan corregir distintos defectos sin la posible aparición de fracturas en los huesos más frágiles.

Se consiguen resultados naturales y estables

Los expertos están de acuerdo en que los resultados que se obtienen son más naturales, con menos irregularidades o asimetrías en comparación a la rinoplastia convencional.

De esta forma, se trata de un método que es más efectivo al momento de corregir defectos que pueden afectar a las narices más anchas.

El traumatismo es menor

Por medio de este método de rinoplastia se consigue reducir drásticamente los moretones y los edemas, así como la inflamación posterior al procedimiento y los efectos secundarios que se presentan luego de realizar la rinoplastia convencional.

Estos son unos de los principales inconvenientes del método convencional, por lo que sin duda alguna en la rinoplastia ultrasónica representa una gran mejora en este sentido.

La recuperación es mucho más rápida

De la mano con la ventaja anterior, la recuperación también es mucho más rápida y menos dolorosa, siendo esta una de las ventajas que más valoran las personas que se someten al procedimiento.

Debido a que esta ventaja es muy importante para muchas personas, profundizaremos más en este tema.

La rinoplastia ultrasónica reduce el tiempo de recuperación

Este tipo de intervención suele tener una duración promedio de 90 minutos, la cual se realiza utilizando anestesia general.

En el postoperatorio, que es una de las etapas que más preocupación ocasiona entre los pacientes, se debe de colocar una férula nasal que se tiene que usar durante una semana (aproximadamente).

Es probable que lo más incomodo de la recuperación sean los tapones que en algunas ocasiones se tienen que llevar durante un par de días. Aquí la gran ventaja es que apenas y se siente dolor.

En algunos casos puede aparecer un hematoma alrededor de los ojos, aunque se presenta en menor grado en comparación a la rinoplastia convencional.

Normalmente a la semana ya se pueden empezar a ver los resultados del procedimiento, que es el momento en el que la férula nasal es retirada. Esta suele ser retirada luego de 7-9 días y desde este punto se puede volver a una rutina normal, aunque se deben de evitar hacer grandes esfuerzos.

Para poder realizar cualquier tipo de ejercicio o actividad física intensa se tiene que esperar un mínimo de 4 semanas, además de que durante este tiempo tampoco se pueden utilizar gafas.

Por otro lado, los resultados reales se comienzan a ver luego de de 4-6 semanas y se tiene que esperar todo 1 año para que el resultado definitivo se pueda observar. Esto se debe a que la nariz tarda varios meses en poder recuperarse y poder mostrar su forma definitiva.

Otra gran ventaja que también se debe de tener en cuenta es que los pacientes que ya se hayan sometido a una primera intervención también pueden beneficiarse de la rinoplastia ultrasónica, siempre y cuando durante esa primera intervención no se hubieran conseguido los resultados deseados.