Receta fácil y rápida de arroz con chile dulce

A la hora de cocinar siempre nos gusta probar nuevas recetas y nuevos sabores, hasta de los alimentos más simples, nos encanta transformarlos en riquísimos y especiales platillos; esto fue lo que logramos con esta deliciosa y sencilla receta de arroz con chile dulce, que a pesar de tener ingredientes comunes, unidos se logran sabores que aromatizaran tu paladar, dándole un gusto diferente a tus comidas de ahora en adelante, porque el arroz es la guarnición más utilizado en todos los hogares y muchas veces los integrantes de la familia se cansan de comer una y otra vez el mismo sabor.

Ingredientes para preparar arroz con chile dulce

  • ¼ taza de aceite.
  • 1 cucharada de achiote (onoto)en granos.
  • 1 cebolla.
  • 3 dientes de ajo.
  • 5 chiles dulces.
  • 1 ½ de arroz.
  • 2 ½ de caldo de carne.
  • ¼ cucharadita de pimienta blanca recién molida.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 ramita de perejil.

Como preparar un delicioso arroz con chile dulce

  1. Lavar muy bien todos los vegetales.
  2. Lavar el arroz en un colador bajo la corriente del agua y escurrirlo.
  3. Cortar la cebolla en cuadritos pequeños. Al igual que los chiles dulces retirándoles todas las semillas
  4. Triturar los dientes de ajo.
  5. Cortar el perejil en trocitos pequeños.
  6. En un caldero, calienta el aceite; cuando se encuentre bien caliente agrega el onoto revolviendo rápidamente hasta que el aceite este bien colorado (3 segundos aproximadamente), cuidando que no se queme el onoto. Luego colar el aceite en un recipiente resistente al calor y desechar el onoto ya usado.
  7. En el mismo caldero, verter el aceite y calentarlo de nuevo. Agregar la cebolla, el chile y el ajo, cocinarlos hasta dorar (por 5 minutos aproximadamente).
  8. Añadir el arroz al caldero y sofreírlo por dos minutos, agregar el caldo de carne, la sal y pimienta. Cocinar durante diez minutos y luego añadir el perejil y continuar cocinando por unos 3 minutos. Tapar y bajar el fuego, cocinar durante 20 o 25 minutos hasta que el arroz esté seco, suelto y blando.
  9. Revolverlo con un tenedor antes de retirarlo del fuego.
  10. Retirarlo del fuego y dejarlo reposar destapado por 10 minutos antes de servir.

Preparar el arroz con una textura perfecta es todo un arte, por lo que seguirte por miles de recetas no siempre es la solución, todo es cuestión de práctica y de ir adquiriendo experiencia, adaptando los tiempos de cocción y la intensidad del fuego a tu cocina, y a tus utensilios, ya que todos estos factores influyen considerablemente a los tiempos de cocción, además todas las marcas de arroz no son iguales, si no tienes mucha experiencia siempre es bueno guiarte por las instrucciones detrás del empaque del arroz, ya que unos granos de arroz son más duros que otros. Por lo tanto no te frustres si a la primera no te queda un arroz perfectamente suelto y esponjoso, porque no importa la textura que resulte, de igual manera con esta rica receta de arroz con chiles dulces, el sabor seguirá siendo increíblemente delicioso.