Inicio / Fitness, bajar de peso / Razones para no beber alcohol luego de entrenar

Razones para no beber alcohol luego de entrenar

Generalmente sobre todo en los hombres, es muy habitual “tomarse unos tragos” bien sea por el calor, por una reunión social, por compartir o solamente porque quieren tomarse unos tragos. Pero ¿Esto es bueno cuando estás entrenando? Casi siempre al momento de terminar de entrenar nos reunimos con esos amigos  compañeros de gym para refrescar la tarde y echarse “unos traguitos”, sin saber que tan perjudicial puede ser eso para nuestro organismo.

En el desarrollo de este artículo te mostraré cuáles son las razones por las cuales no es recomendable ingerir alcohol luego de entrenar.

Sigue estas recomendaciones

alcohol luego de entrenar

  • Ingerir alcohol causa deshidratación:

Así es, tanto el alcohol como los ejercicios pueden deshidratar nuestro cuerpo. El alcohol hace que sudemos y orinemos más de lo habitual, mientras que los ejercicios hacen que transpiremos más. Esta terrible combinación puede afectar nuestro estado físico en el momento, causando que la perdida de líquido en nuestro cuerpo se potencie de una forma gradual y también puede generar que se llegue a experimentar síntomas tales como: boca seca, mareos, dolores de cabeza y una resaca muy fuerte al día siguiente. Así que mi recomendación es si vas a entrenar no ingieras alcohol o si ingieres alcohol, entonces no entrenes.

  • Pones en riesgo su salud cardiovascular:

El ingerir alcohol puede producir exaltación en nuestro organismo, además que la rutina de ejercicios causan cansancio y fatiga, ¡Esta combinación no es nada buena! Puesto que el ejercicio es bueno para tu cuerpo y tu salud, pero en compañía de la bebida varios factores pueden cambiar. Es mejor ingerir alcohol luego de entrenar cuando nuestro cuerpo y metabolismo se tranquilicen.

  • Puede incrementar el riesgo de lesiones:

El ingerir bebidas alcohólicas puede causar lesiones en nuestro organismo, primero debido al adormecimiento al cual nuestro cuerpo se somete y segundo, que también sometemos nuestro cuerpo a potenciales grados de intensidad. Someter un cuerpo adormecido por el alcohol a una rutina de ejercicios pesadas, no hará sentir sus efectos en el momento, pero espera al día siguiente y sabrás lo que es dolor de verdad.

  • El alcohol afecta el sueño de forma negativa:

Luego de hacer una ardua rutina de ejercicios, la conciliación del sueño es una fase reparadora, donde nuestros músculos se relajan y descansan, generando un estado de reposo. Sin embargo descansar bajo los efectos del alcohol luego de haber realizado ejercicios es como llegar a tu casa cansado de trabajar y te acuestes en una cama de piedras. Todo esto deriva del alcohol, altera diferentes fases del ciclo del sueño, generando falta de sueño y descanso. Tomando en cuenta que el dormir genera la capacidad de almacenar glucógeno lo cual es una fuente de energía que proporciona resistencia, con el alcohol más bien se aumenta los niveles de cortisol, la hormona del estrés.

  • Causa dolor más prolongado en los músculos:

Al momento de entrenar como sometemos nuestro cuerpo a fuertes presiones de intensidad y resistencia, nuestros músculos sufren grandes lesiones, las cuales a través del descanso se pueden sanar, sin embargo al estar bajo los efectos del alcohol podrían retrasar el proceso de curación haciéndola más lenta.

Razones para no beber alcohol luego de entrenar
5 (100%) 2 votes