Jugo de tomate, beneficios y combinaciones

El jugo de tomate es una excelente fuente nutricional y medicinal; ya que presenta todos los beneficios de este fruto, más los de los ingredientes complementarios.

Los jugos son grandes aliados para quien desea mantener una vida saludable. En este caso, los jugos de tomate (en donde se utiliza este ingrediente preferentemente crudo), aportan numerosos beneficios a nuestro organismo.

Cuando se hace con tomate cocido, enlatado o embotellado, el jugo tiende a acidificar la sangre y extraer minerales de los tejidos, huesos y dientes. El jugo de tomate crudo es ligeramente alcalino y aumenta las reservas de minerales. Por eso, es más saludable cuando preparamos un jugo de tomate casero, en donde damos preferencia a la fruta cruda y madura.

Beneficios del tomate

El tomate es muy rico en minerales, como el potasio y el licopeno, vitaminas A, C y B6. El alto poder antioxidante del licopeno ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer. Es un excelente depurador del hígado, estimula la circulación, previene enfermedades del corazón, y añade textura y sabor agradables a los jugos a los que se añade.

Indicaciones

Los jugos de tomate están indicados para el tratamiento de colesterol alto, trastornos de la vejiga, problemas en la vesícula biliar, disfunciones hepáticas y renales, enfermedades de la piel, gota, y, por si fuera poco, ayudan a perder peso de forma saludable.

La elección de los tomates

Siempre debes de elegir los tomates cuando se encuentran maduros, naturales y sin aditivos químicos. Los tomates procedentes de los invernaderos no deben ser utilizados, ya que, como son cosechados aún verdes, se utilizandiversos productos artificiales para forzar la maduración.

Jugo de tomate para el colesterol alto

Ingredientes:

– 4 tomates maduros

– Media taza de té de agua (puede ser fría)

– Hojas de albahaca

– El zumo de un limón

– Salsa de pimienta al gusto (opcional)

– Una pizca de sal

Cómo preparar:

Lavar los tomates, cortar y sacar las semillas. Llevar a la licuadora y batir junto con los otros ingredientes. Colar y beber al natural, o añadir hielo si se prefiere.

Jugo de tomate con naranja

Ingredientes:

– 4 tomates

– 4 naranjas

– 500 ml de agua

– Azúcar o miel al gusto

Cómo preparar:

Batir en la licuadora los tomates (lavados y sin semillas), junto con el jugo de las naranjas y el agua. Se debe dejar una textura muy líquida. Añadir el azúcar o la miel al gusto y listo.

Jugo de tomate y zanahoria

Ingredientes:

– Medio tomate

– 2 tazas de agua

– Medio limón

– 1 zanahoria

– Hojas de menta

Cómo preparar:

Lavar y quitar las semillas del tomate, poner en la licuadora junto con los demás ingredientes y batir hasta que la bebida presente una consistencia homogénea. Puede ser servida al natural o con hielo.

Jugo de tomate, beneficios y combinaciones
5 (100%) 2 vote[s]
Joejuan Williams Jersey