Dejar el tabaco sin engordar ni un kilo

Actualmente nos encontramos con que en más países se está prohibiendo el cigarrillo en espacios compartidos como lo son: restaurantes, discos y tiendas. Y esto lleva a que muchas personas se planteen dejar el tabaco, pero muchas de ellas se resisten por el tema de la subida de kilos que suele acompañar dejar este hábito tan poco saludable.

Como evitar engordar al dejar el tabaco

Pero el dejar el cigarrillo no siempre acarrea kilos de más, porque sería un error suplantar una actividad adictiva por otra que también nos perjudicaría y segaríamos siendo dependientes de algo, aunque fuese más saludable que el tabaco es poco saludable comer en exceso.

Métodos para controlar la ansiedad

Por eso es recomendable llevarse a todos lados gomas de mascar y caramelos son azúcar, porque estos serían un arma muy eficaz y que no tiene contraindicaciones para apalear la tan indeseada ansiedad que se tiene cuando se está dejando el tabaco.

Hay momentos que son limite para una persona que está dejando de fumar y es cuando ven a otras personas fumando, por eso evita estar en el momento que estas personas fumen , ve a dar una vuelta , o al baño, y no los acompañes a la “zona fumadores” porque ahí será el fin de un comienzo exitoso.

Búscale sustitutos a tu cigarrillo, opciones naturales como, te, jugos, etc..

Algo que provoca la nicotina y la ausencia de ella más es la gran ansiedad, y con ello solemos ser débiles, pero no temas que hay una gran medicina para curar la ansiedad que es la de tener las manos ocupadas y si es con un té con hierbas naturales y con ingredientes sedantes mejor, te tranquilizarán y te desintoxicarán.

Con la locura y el stress del día a día, solemos tener altos niveles de ansiedad y para apalear esto el fumador suele prenderse un cigarro, pero en lugar de hacer esto que es tan perjudicial, no hay nada mejor que tomarse un minuto para un y respirar profundo, con ello tendrás un mejor efecto que el del fumar y no te quedará olor en la ropa.

Tratamiento para dejar el tabaco

Cuando ya empezaste con el tratamiento para dejar el tabaco, algo muy recomendable es realizar por lo menos 45 horas por día ejercicio aeróbico, no tienes porque ir a un gimnasio si no tienes tiempo o no te gusta, simplemente con subir las escaleras a los lugares a donde vayas o de ir más temprano al trabajo para aparcar lejos y bajarte a unas cuantas paradas de distancia, alcanza. Esto hará que elimines el tabaco del organismo y que empieces a respirar un aire más puro.

Para aquellas personas que sientan que no pueden estar sin fumar pero sin embargo quieren dejarlo, existen los parches y las gomas de mascar de nicotina. Y si la ansiedad te ataca recuerda que las frutas son un exquisito y sano alimento que no te engordarán como los dulces de repostería.