agosto 14, 2022
Cómo evitar que se te corte la digestión al bañarte en la piscina

¿Cómo evitar que se te corte la digestión al bañarte en la piscina?

Si quieres saber cómo evitar que se te corte la digestión la bañarte en la piscina, en este artículo te vamos a dar información que te será de gran utilidad, ya que la podrás tener en cuenta para poder evitar este tipo de estado.

Por otro lado, debes de saber que puedes realizar un curso socorrista verano para poder obtener conocimientos de socorrismo y auxilio, los cuales te pueden ser útiles en cualquier tipo de situaciones.

Un detalle importante que debes de tener en cuenta es que cuando una persona entra en agua fría de una forma rápida, sobre todo luego de haber comido abundantemente, puede llegar a sufrir nauseas, mareos y distintos malestares. En algunos casos se puede experimentar una baja presión arterial e incluso se puede llegar a la pérdida del conocimiento, lo que claramente puede llegar a ser fatal para una persona que se encuentra dentro del agua.

Es importante tener en cuenta que en realidad se trata de un riesgo real, el cual popular mente es conocido como “corte de digestión”, con le que los padres les meten miedo a sus hijos durante el verano. Sin embargo, en realidad estamos hablando del síndrome por inmersión o hidrocución, que es un síncope que no tiene nada que ver con la interrupción de las funciones digestivas, pero que de igualmente puede llegar a ser bastante peligroso.

Consejos para evitar que se te corte la digestión al bañarte en la piscina

Ahora nos vamos a encargar de destacar los consejos que consideramos que debes de tener en cuenta para evitar el llamado corte de digestión:

No bañarse después de comer

Tal y como dicen lo padre, lo más recomendable es evitar comer al menos 2 horas antes de meterse a la piscina y se recomienda entrar en ella de forma progresiva.

Es muy recomendable que, si se tiene pensado meterse a bañar a la piscina, se entre de forma progresiva. Lo mismo sucede si se va a entrar al mar.

Se recomienda mojarse antes de entrar a la piscina

Es muy recomendable acostumbrar de cierta forma al cuerpo a la temperatura a la que se encuentra el agua de la piscina. En caso de que el agua se sienta muy fría, entonces lo más recomendable es salir lo más rápido posible de la piscina.

Evitar nadar después de la ingesta de la comida

Lo cierto es que el esfuerzo físico no tiene nada que ver con el funcionamiento digestivo, actualmente se conoce el reflejo gastrocoronario, el cual consiste en la constricción de las arterias que riegan el corazón para aumentar la presión en el estómago.

Las personas saludables pueden nadar después de comer sin ningún tipo de problema, pero lo mejor es tomar las medidas adecuadas para evitar cualquier tipo de riesgo.

Tener cuidado con los cambios rápidos de temperatura

Se trata de una recomendación que se debe de tener muy en cuenta, sobre todo en el caso de las personas que sufren de enfermedades cardiovasculares, y que pueden llegar a ser propensas a sufrir enfriamiento o hidrocución (parada respiratoria y cardiaca por inmersión en agua muy fría).

Ahora ya sabes cómo evitar que se te corte la digestión al bañarte en la piscina.