noviembre 21, 2019
aliviar los dolores de hemorroides

Cómo aliviar los dolores de hemorroides

Las hemorroides se han convertido en uno de los malestares más comunes, por ello te indicamos cómo puedes aliviar los horribles dolores. Son venas inflamadas que están localizadas en el recto y el ano que producen una enorme incomodidad. Son causadas por diferentes factores pero el principal es por el aumento de la presión en esta zona y eso provoca que se inflamen. Para tratarlas hay varias opciones, en este artículo te mostraremos algunos remedios caseros. Algunos ingredientes naturales para aliviar los dolores de hemorroides:

  • Aloe vera
  • Manzanilla, cola de caballo o hasta roble
  • Acelgas
  • Papas
  • Clavos de olor, laurel y dientes de ajo

Plantas medicinales para decirle adiós a los dolores de hemorroides

aliviar los dolores de hemorroides

El aloe vera es uno de los remediosnaturales más efectivos y sencillos de realizar para mejorar el ardor. Primero toma una hoja de esta planta y el líquido lo vas a aplicar en la zona. Lo ideal es que sea varias veces al día, pero sobre todo luego de evacuar. Si no tienes en el momento alguna hoja, puedes usar pomadas con este ingrediente o algún producto que lo contenga.

Otra de las plantas más populares es la manzanilla, el roble o la cola de caballo. Lo ideal es tomar un poco de estas hojas y colocarlas a hervir hasta 5 minutos. Cuando se enfríe puedes colocarlo en la zona por lo menos 10 minutos y enseguida podrás sentir el alivio.  La acelga también es excelente, su uso es más sencillo, solo las lavas muy bien y las dejas en la nevera hasta enfriar. Y luego colocas varias hojas, mínimo tres veces al día. Las excelentes propiedades te ayudarán aliviar el dolor y mejorar la inflamación.

Papa para reducir la inflamación, clavos de olor, laurel y ajo para aliviar el malestar

La papa es un remedionatural excelente y muy sencillo de usar. Sus propiedades te ayudarán a reducir la inflamación y sentirás cómo disminuye el ardor. Para usarla solo debes tomar una papa, rallarla, el resultado debes envolverlo en un pequeño papel y aplicarlo en la zona. Puedes hacer este procedimiento varias veces en el día y de esta manera verás como consigues el alivio que deseas.

Otra mezcla que no puede faltar es la siguiente receta. Toma una olla y agrégale un par de clavos de olor, tres hojitas de laurel y tres dientes de ajo.  Déjalo hervir durante unos diez minutos para que el agua absorba todos los nutrientes. Luego vas a colarla y a espera que el agua se enfríe, al estar fría vas a colocarla en la zona que está afectada.  En minutos sentirás un enorme alivio, trata de colocarte este remedio varias veces en el día.