Inicio / Belleza, estética y salud / Alimentos germinados: Más salud y protección para tu vida

Alimentos germinados: Más salud y protección para tu vida

No hay nada más saludable que los alimentos germinados. El proceso, que aprovecha los nutrientes de los granos y semillas, y las transforma en nuevas plantas, da una mayor calidad en los alimentos, ofreciendo facilidad para el cuerpo pueda digerir y absorber estas propiedades.

Entre las semillas que pueden ser germinadas, se destacan: el grano de calabaza, quinoa, linaza, girasol y sésamo.

Oleaginosas como nueces, nueces y almendras también potencian sus nutrientes cuando son germinadas.

Entre las hortalizas, el berro es un buen ejemplo de como el proceso ayuda en sus propiedades nutricionales. Este alimento, por ejemplo, es rico en hierro y ayuda a combatir enfermedades como la anemia.

Las leguminosas también se destacan como los alimentos germinados. La lenteja, por ejemplo, es uno de los mejores ejemplos de este grupo de alimentos.

La búsqueda de una alimentación saludable pasa por nuestras opciones de vida. Por cierto, lo que más se escucha hablar son las formas para alcanzar este objetivo de forma práctica, fácil y cada vez más natural. Por eso, los alimentos germinados traen todo lo que necesitamos para fortalecer y defender el organismo.

El proceso de germinar los alimentos ocurre en las semillas o granos donde se inicia la creación de una nueva planta. Esta acción contribuye a potenciar los nutrientes, dando mayor calidad a los alimentos y ayudando a que nuestro cuerpo pueda digerir y absorber estas nuevas propiedades. No hay nada más saludable que los alimentos vivos, sin el proceso de refinamiento, la industrialización; es decir: el alimento como la naturaleza nos lo entrega.

¿Cuáles son los beneficios de los alimentos germinados?

Por contener pocas calorías y muchas proteínas, gran cantidad de fibra (soluble e insoluble) ayudan en los procesos de adelgazamiento sanos y naturales. Los granos germinados ayudan en el proceso de adelgazamiento, ya que en su mayoría están compuestos de fibras que aumentan la sensación de saciedad.

También son muy ricos en vitaminas del complejo B, vitaminas A y C, además de minerales, como el hierro, por ejemplo. Tienen alto contenido de antioxidantes, facilitan la digestión y actúan en la lucha contra el colesterol alto, y lo mejor de todo, mejoran la disposición. Algunas personas no pueden consumir fibras como el frijol, por ejemplo, ya que estas muchas veces generan gases, sin embargo, esto no ocurre con los granos germinados.

¿Qué granos pueden ser germinados para el consumo humano?

Semillas: quinoa, lino, calabaza, girasol y sésamo.
Frutos secos: Nuez de brasil, nuez de cajú, almendras y nueces.
Hortalizas: Berro, rábano, ajo, zanahoria y remolacha.

Alimentos germinados: Más salud y protección para tu vida
5 (100%) 2 vote[s]