noviembre 18, 2019
acné en el embarazo

Acné en el embarazo: cómo tratarlo

El acné en el embarazo es causado por los altos niveles hormonales que estimulan las glándulas sebáceas. Estas producen gran cantidad de secreciones que obstruyen los poros, generando infecciones bacterianas que tienen como resultado la aparición del acné.

El acné es una enfermedad inflamatoria de la piel causada por una infección bacteriana. Suele afectar a las mujeres embarazadas, sobre todo las que sufren con el acné durante los períodos menstruales.

Sin embargo, es posible tratar el acné durante el embarazo, y a continuación, te decimos cómo puedes hacerlo:

¿Por qué las mujeres embarazadas desarrollan acné?

Durante el período de gestación se produce una serie de cambios hormonales que afectan la piel de la mujer embarazada. Los altos niveles de hormonas que circulan por el cuerpo de la mujer estimulan las glándulas sebáceas.

Posteriormente, estas glándulas producen una secreción en exceso que, al combinar con células muertas, bloquean el folículo piloso. Y como en las capas profundas de los poros se produce mucha grasa, se termina generando la infección bacteriana causante del acné.

¿Qué hacer para tratar el acné en el embarazo?

El acné no puede prevenirse, pero algunas de estas sugerencias te ayudarán a combatirlo.

Lava la zona afectada con un producto que limpia suavemente, o un jabón para pieles grasas que no contenga aceite.
No utilices toallas para limpiar tu cara, pueden irritar la piel.
No presiones la toalla sobre su rostro al secarlo, lo mejor es pasar la toalla en movimientos suaves.
Asegúrate de que las cremas humectantes que utilizas no contengan aceites, ya que esto va a aumentar el acné.
No debes tocar los granos para evitar una mayor inflamación, así como la operación de cicatrices.
Tus maquillajes deben ser a base de agua, y no contener aceites; ya que esto puede provocar la aparición de más acné.
Si tu acné es muy grave, debes consultar a un dermatólogo.
Así mismo, debes de consultar con tu médico antes de aplicar lociones y cremas en la cara, ya que hay varios productos que no son aptos en la fase de gestación.

Cuidado a la hora de recurrir a tratamientos contra el acné

Durante el embarazo, no se debe recurrir a ningún tipo de tratamiento para el acné sin antes consultar con tu médico. Este cuidado tiene su base en el hecho de que existan ciertos medicamentos perjudiciales para el desarrollo del feto. Del mismo modo, pueden aparecer otras enfermedades de la piel, como melasma.

Como hemos mencionado, existen muchos medicamentos que no pueden ser utilizados cuando se tiene acné en el embarazo. Tales como:

Ácido salicílico: es un componente que se encuentra en la mayoría de los productos para el acné.

Tetraciclinas: es un antibiótico que causa deficiencia en el crecimiento de los huesos del feto.

Retin A o ácido retinoico: es una crema muy común para el tratamiento del acné y otras enfermedades de la piel.

Isotretinoína: más conocido por el nombre de su marca comercial: Accutane

Es preciso prestar mucha atención a estos cuidados. Está comprobado que el uso de medicamentos durante el embarazo puede penetrar por vía tópica hasta llegar a la corriente sanguínea. Si esto sucede, pueden producirse abortos espontáneos, malformaciones e incluso la muerte del feto.

Remedios caseros para controlar el acné

Los remedios caseros traen muy buenos resultados y son ideales para el acné en el embarazo. Toma nota de las siguientes recetas, todas muy sencillas de aplicar:

Mascarilla de pepino

Esta máscara se utiliza desde la antigüedad para secar las espinillas y los nódulos. Además, es un poderoso cicatrizante.

Aloe vera

Se puede aplicar directamente el extracto de aloe vera en la zona afectada. Tiene un efecto antiinflamatorio y ayuda a secar los nódulos rápidamente.

Mascarilla de naranja

Prepara una máscara con la ralladura de la cáscara de la naranja, añade una cucharada de avena y tres de yogur natural. Aplica sobre la zona afectada por quince minutos y, a continuación, retírala.

Tu estilo de vida influye en el control del acné

Ya que el acné en el embarazo es causado por la inestabilidad hormonal, es altamente recomendable tener un estilo de vida saludable y hábitos alimenticios que te ayuden a lograr el equilibrio.

Alimentación balanceada: consume alimentos con grasa natural, frutas y verduras que hidratentu piel y que aporten las vitaminas y minerales que controlan el desequilibrio hormonal.

Trata de reducir el estrés: la ansiedad es un factor influyente para la aparición del acné. Por lo tanto, trata de mantener la calma (la meditación y/o el yoga pueden ser excelentes actividades para tratar este padecimiento).

Actividad física: realizar un poco de ejercicio físico; por ejemplo, una caminata, favorece el transporte de las hormonas a través de la sangre.

Seguir estas recomendaciones te ayudará a mejorar el problema del acné en el embarazo y tener un embarazo saludable. ¡Pruébalas y verás los resultados!