Inicio / Belleza, estética y salud / 5 principales tipos de verrugas virales

5 principales tipos de verrugas virales

Las verrugas son alteraciones no cancerosas en las células de la piel, originadas, en muchas ocasiones, por el virus del HPV (virus del papiloma humano). No es una enfermedad grave, el inconveniente es que la verruga nace en cualquier lugar; principalmente en las manos, lo que puede ser motivo de vergüenza para el portador.

Los estudiosos dicen que este tipo de infección fue descubierta en los tiempos de los egipcios, y su aspecto puede variar, normalmente se produce el crecimiento de una masa con forma redondeada, pudiendo ser minúscula o del tamaño de un frijol, con aspecto uniforme y coloración variada.

La forma más común de la proliferación del virus se produce por contacto sexual o a través del tacto en el lugar infectado. No existe una cura, sin embargo, hay una buena diversidad de tratamientos que consisten en retirar la verruga por raspado, sustancias químicas, congelación o ácidos.

1) ¿Qué causa las verrugas?

Las verrugas son causadas por un grupo de virus llamados HPV que en español significa virus del papiloma humano. La ciencia ha descubierto alrededor de 100 subtipos de este virus entre los cuales, algunos, pueden generar verrugas en la piel y cáncer.

La contaminación ocurre cuando el virus entra en el organismo a través de heridas o fisuras. Su forma de transmisión se da principalmente por relaciones sexuales, lo que incluye sexo anal, vaginal y oral; y también por contacto directo con la verruga.

2) Los 5 principales tipos de verrugas

Para determinar el tipo de verruga, lo primero que se toma en cuenta es el lugar de crecimiento. También hay variaciones en el tamaño, color y dureza.

1 – Verruga común o cutánea

Es la más común entre las verrugas y afecta directamente a las partes de las manos, los dedos y las cutículas alrededor de las uñas. Su formato general es redondeado en el mismo tono de la piel. Rara vez son dolorosas.

2 – Verrugas plantares

Se producen en la planta del pie. Su apariencia se modifica ya que la verruga crece para adentro debido a la presión. Algo común es la presencia de dolor debido al peso del cuerpo a medida que se camina.

3 – Verrugas planas

Las verrugas planas reciben este nombre debido a su forma, no son consistentes como las demás, en realidad su aspecto es plano y suave como si se tratara de una burbuja de agua. Su color se diversifica entre marrón, rosa o color piel.

Otra característica única de este tipo es que es de fácil proliferación principalmente en niños, sobre todo en la región de la cara. Mientras queen los adultos, aparece en barbilla y las piernas con más frecuencia.

4 – Verrugas genitales

Las verrugas genitales o de transmisión sexual son de fácil contagio, tienden a ser más pequeñas y con forma de coliflor. Además de causar vergüenza delante de la pareja, puede haber hemorragias leves, complicando el bienestar del portador.

Otra característica común es que las verrugas tienden a crecer dentro de los órganos, en el caso de la mujer, esto puede llevar a enfermedades graves como el cáncer en el cuello del útero o en el ano.

5 – Verrugas filiformes

Este patrón de verruga tiene un aspecto visual diferente, como si fueran filamentos indefinidos que crecen alrededor de los ojos, la nariz y la boca, además de poseer pigmentación en el tono de la piel.

3) ¿Cuáles son los principales síntomas?

El virus de HPV genera un desorden en la producción de queratina, induciendo un aumento en las células de crecimiento de la dermis. De la misma forma que se da con callos en la palma de la mano, la verruga se vuelve áspera y redonda o con varios granos, como el brócoli.

También hay formación de puntos oscuros resultado de la producción de coágulos.

Habitualmente el portador no se queja de dolor o algún tipo de malestar, a pesar de ser común en el tipo de verruga plantar. En casos raros, puede haber quejas de sangrado o de liberación de pus, en especial, en esta situación, el médico deberá ser solicitado con urgencia.

4) ¿Cuáles son los factores de riesgo?

Estar expuesto al virus no siempre es garantía de que la persona sea infectada. Sin embargo, existen situaciones y grupos de personas más propensas a la transmisión y contagio. Por ejemplo:

Transmisión de madre a hijo en el momento del parto.

Niños, preadolescentes y adolescentes.

Tener el sistema inmunológico comprometido debido a alguna enfermedad o falta de vitaminas y nutrientes.

Personas que consumen ciertos tipos de medicamentos.

Quien sufre de alguna enfermedad crónica en la piel.

Personas que se muerden el dedo o las cutículas provocando heridas.

Compartir objetos personales como ropa interior, toalla, alicates de uñas, etc.

Mantener los pies o dedos mojados por mucho tiempo.

5) Diagnóstico y tratamiento

El médico indicado para el diagnóstico es el dermatólogo, quien por medio de un simple examen físico identificará si la masa es una verruga. La biopsia sólo es necesaria cuando hay sospechas de que el tipo de virus de VPH puede provocar cáncer.

Hasta el presente momento no existe una cura para el VPH, por lo general, las verrugas desaparecen sin tratamiento, alrededor de 1 año y medio, especialmente en el caso de los niños.

El tratamiento está dirigido a eliminar la verruga por completo, aun así, la persona corre el riesgo de que crezca de nuevo, sobre todo en la región de los genitales, debido al ambiente húmedo y mal ventilado. La elección de cuál es el procedimiento a utilizar depende de la edad de la persona, nivel de salud y el patrón de la verruga.

¿Cuáles son los tratamientos más comunes?

Crioterapia: este proceso es muy utilizado y consiste en el uso de nitrógeno líquido para quemar la verruga a una temperatura por encima de los 200°C. Es menos invasivo y no genera dolor; sin embargo, puede provocar manchas en el lugar.

Legrado: es el método donde la verruga es afeitada con un instrumento quirúrgico y después se hace una cauterización. Aun siendo simple este proceso es considerado como una mini cirugía.

Uso de ácidos o peeling químicos: en los casos más sencillos, el dermatólogo puede optar por un tratamiento a base de ácidos, que normalmente pueden ser realizados en casa. Los ácidos más utilizados son el ácido glicólico, tretinoína y salicílico; actúan al enrarecer la queratina del lugar; así, con el pasodel tiempo, la verruga se cae. Para potenciar el efecto se debe lavar tibia la verruga antes de cada aplicación. Este procedimiento puede tardar algunas semanas o, incluso, meses.

Inmunoterapia: en este recurso el sistema inmune del cuerpo será la base del tratamiento. Por ejemplo, en muchos casos, el paciente recibe una aplicación intencional de alguna sustancia alérgica, por lo que el cuerpo empieza a producir más anticuerpos que atacan a las verrugas.

Láser: el láser se utiliza solamente cuando hay una resistencia por parte de la verruga. Para el procedimiento, es conveniente una aplicación de anestesia.

Los dos últimos procedimientos son necesarios sólo si otros métodos no surten efecto, ya que son más agresivos y dejan cicatrices.

6) ¿Cómo prevenir?

No introduzcastus dedos en la boca o te muerdas las cutículas.

Evita tocar la verruga de otros o rascarte en tus propias verrugas.

No compartas artículos personales como alicates de uñas, toallas o ropa interior.

Seca bien tus pies, especialmente entre los dedos y las uñas, para evitar la propagación de las verrugas.

No camines descalzo alrededor de la piscina o en la ducha.

Cuenta con todas tus vacunas.

5 principales tipos de verrugas virales
5 (100%) 2 votes