Remedios naturales para erradicar el ardor vaginal

Las mujeres sufren por diferentes causas picazón o ardor en la zona vaginal, descubre cómo erradicar el ardor vaginal de forma natural. Mantener esta molestia es muy incómodo, por ello te traemos unos remedios que harán desaparecer tan solo en minutos estos síntomas desagradables.  Este molestoso ardor puede ser generado por una infección, algún producto, estrés, en casos extremos la menopausia. Lo mejor de usar estos remedios naturales es que no dañan tu cuerpo. No poseen ningún tipo de efecto secundario, no deberías tener algún tipo de reacción.

Compresas frías vs el ardor vaginal

En este artículo te presentamos desde lo más sencillo hasta lo más complicado. El primer remedio que sirve como un primer auxilio es una compresa fría. Este producto te calmará de forma rápida y eficaz. Puedes colocar agua en el refrigerador o poner hielo en un paño y situarlo en la zona donde está la molestia. Puedes colocarlo en tu área afectada durante 5 minutos, luego descansar 30 segundos y repetir. Trata de hacer este proceso durante 5 días y 5 veces al día. Es el más natural de todos y el más sencillo. De igual forma siempre te recomendaremos asistir a tu médico.

Vinagre de manzana, el superhéroe antimicótico y antibacteriano

erradicar el ardor vaginal

Este ingrediente es un remedio eficaz y natural, es de fácil acceso y funciona para erradicar el ardor vaginal. Posee unas propiedades antibacterianas y antimicóticas, que son excelentes para cualquier infección que tengas. Vas colocar un par de cucharadas de vinagre en 250 mililitros de agua previamente tibia. Con esta mezcla lavarás el área y servirá para refrescar el ardor. Puedes usar dos veces al día, alrededor de una semana, y luego de 48 horas podrás sentir una gran mejoría.

Baño salino y aceite de ajo con propiedades antibióticas

Los baños con agua que contengan sal son una de las opciones más fáciles para tratar de erradicar el ardor vaginal. Ellos funcionan excelentemente contra las infecciones, que sin duda alguna es la mayor causante de este síntoma. Al colocarlo en tu zona afectada, tan solo en minutos podrás sentirte aliviada y a su vez estarás combatiendo la infección. Con respecto al aceite de ajo es funcional por servir como un antibiótico. Lo ideal es mezclar este aceite con uno de vitamina E y aplicarlo sobre la piel con movimientos circulares. Puedes colocártelo dos veces al día, por al menos dos semanas.