Protecciones contra malas energías

Existen muchas formas de protegerse de las malas vibras o malas energías, algunas de ellas son psicológicas. Las protecciones dependen de la fe que le tenga uno a ese “amuleto de la suerte” por así decirlo.

Una de las formas psicológicas de protegerse es la Ley de atracción, dependiendo de lo que quieras y como lo quieras se manifestara de una manera u otra, de forma positiva o negativa.

Las energías también se pueden intensificar a través de los amuletos con piedras significativas como la acerina, amatista, cuarzo entre otras. Estas piedras semipreciosas y cristales absorben todo tipo de vibras a su alrededor y tienen propiedades curativas dependiendo de en la zona donde se use.

Mayormente los amuletos con piedras semi-preciosas son las protecciones más conocidas en el mundo, pero llega un momento que esta se llena de energía y hay que limpiarla porque la energía que absorbe la piedra la puede absorber al mismo tiempo la persona que la usa.

Como limpiarse de malas energías

Los baños con sal marina es una limpieza a tu cuerpo, es una renovación de tu energía, el descanso un buen descanso en tu vida diaria hace que recobres tus energías y algunas piedras que se usan en amuletos se limpian con el sol o remojándola durante un dia en agua con esencias, vinagre entre otras

La protección psicológica

La mejor protección contra las malas vibras es saber con quién estar, tanto en el amor como con los amigos, ya que estas personas pueden estar con un veneno emocional o una magia negra llamada malas vibras. Estas en su mayoría son personas que quieren transmitir esas energías porque no han logrado nada en sus vidas.

Es necesario saber alejarse de personas de este tipo para que no te contaminen con esas energías negativas. Uno de los mejores libros para entender esto es “Los cuatro acuerdos” de Miguel Ruíz en este libro se hace énfasis en como cambiar tu vida a mejor siendo una persona impecable y creando y rompiendo acuerdos.

Otro tipo de protección es tu creencia, un ejemplo de esto es cuando el católico dice “que San Miguel arcángel me proteja” el se está creando una protección no solo física sino que psicológica. Las malas vibras solo funcionan cuando uno las deja entrar en nuestro ser. La fe y los amuletos de protección son solo para afianzar nuestra energía emocional y son solo “amuletos” con un interés psicológico si una persona se encuentra establemente psicológica esa persona sabrá cuando una mala energía lo rodea.

Depende de ti tener las energías que tú quieras, ya que tú eres quien se mentaliza lo que necesitas en tu vida, un apoyo como los amuletos afianzan tu energía porque crees que eso te ayuda como dice el dicho “la fe mueve montañas”. Tu fe en la creencia que tienes es el mejor amuleto para apartar las malas energías y vivir en paz y tranquilidad. La energía que transmitas es lo que te transmitirán, es decir, que según como trates a las personas esas te trataran a ti