El gato negro una superstición

El gato negro una superstición
5 (100%) 1 vote

Creemos en las supersticiones de algunas cosas que nos pueden dar mala o buena suerte, pero que en realidad no sabemos el significado de estas supersticiones y lo que puede hacer la mentalidad que se tenga con las supersticiones. Son explicaciones irracionales sobre procesos que no tienen lógica científica.

Las personas necesitan darle una explicación a las situaciones que pasan en la vida sean malas o buenas según el lugar donde procedan estas, algunas de estas supersticiones son las de los gatos negros, no todo es malo de este gato ya que depende de la situación en cómo te lo encuentres y de la manera en que lo hagas.

Se dice que empezó el gato negro como un buen augurio en el arca de Noé, ya que este tenía un problema con la reproducción de las ratas y cuando le pidió ayuda a el señor éste le dijo que acariciara tres veces a un león, haciendo que este estornudara y salieran un gato negro macho y una hembra que acabaron con la plaga de los ratones que destrozaban toda la estructura del barco.

El color de estos animales tampoco lo ayuda a tener buena fama ya que el color negro significa oscuridad, maldad, miedo y tinieblas, por ello algunos creían que era la reencarnación del diablo, pero por el contrario el gato era visto por los egipcios como la reencarnación de Dios.

Buena suerte del gato

gato negro

Si como lo lees los gatos negros no solo dan mala suerte ya que de la manera en que estés con él te puede ayudar como una buena superstición. En los juegos de azar se dice que si se acaricia varias veces antes de comenzar el juego su pelaje te dará buena suerte para obtener resultados en la partida.

Para soñar es dicho que si acaricias o abrazas a un gato este te ayudará a que no tengas pesadillas y consigas tener dulces sueños.

Si te encuentras un gato en la calle de frente se dice que te tienes que cruzar con él de cara, es la manera en que el gato anula su mala superstición y se convierte en positiva.

Mala suerte del gato

Si un gato se cruza o se queda sentado frente de la iglesia en el momento de casamiento esto puede traer mala suerte al matrimonio. Y que éste se debería celebrar en otro día para que no haya ninguna disputa o pelea en el transcurso del matrimonio.

Cruzarse con un gato de frente no tiene que significar mal augurio necesariamente, puede ser una premonición de algo que te puede pasar si no estás pendiente por el camino, como es el caso de cruzarse con él en un vehículo, pero si vas cruzando de frente puede traerte mala suerte en cualquier aspecto.

Cruzarse con el gato y que este te dé la espalda es significado de que la suerte no está de tu lado y que en cualquier momento de corto o largo plazo puede haber un momento negativo, o puede que pases por una mala racha en tu vida.

Pero claro tu suerte dependerá de que tanto creas en las supersticiones y en tu mentalidad a la hora de cruzarte con una de estas, ya que la suerte depende de cómo la atraigas y de tu mentalidad si es negativa o positiva.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.