¿Cómo se trata la enuresis?

La enuresis, también conocida como incontinencia urinaria, ocasiona que las personas que la sufren liberen repetidamente orina de forma involuntaria, ya sea durante el día o por las noches mientras están dormidos.

Para que la enuresis pueda ser considerada como una enfermedad tiene que producirse al menos dos veces al día durante un periodo de 3 meses consecutivos y en niños que tengan más de 4 años o en personas adultas.

Cómo se trata la enuresis

Esta condición suele presentarse con más frecuencia en los niños varones de más de 5 años y suele ser un problema que ocurre durante la noche. Asimismo, esta no suele presentar por consecuencia de otra enfermedad, cono narcolepsia o diabetes.

No se han hecho muchos estudios sobre la enuresis diurna o nocturna, pero todos los datos indican que esta incidencia suele ir desapareciendo conforme los niños van creciendo.

En realidad, es un problema muy común, ya que estudios calculan que hasta el 13% de los niños entre 6 y 8 años, y al 8% de los niños de 10 años.

Síntomas de la enuresis

El síntoma principal de este problema es la liberación involuntaria de orina. Esta puede ocurrir en repetidas ocasiones durante el día y la noche, aunque generalmente se presenta durante la noche.

En algunos casos los niños que presentan enuresis nocturna tiene problemas para despertarse y pueden tener estreñimiento.

De esta forma, el problema puede clasificarse como enuresis nocturna o enuresis diurna dependiendo de las horas a la que la vejiga libere orina. Aunque en casos puede ser una combinación de ambos escenarios.

Tratamiento para enuresis

Tal y como mencionamos anteriormente lo más común es que la enuresis puede desparecer de un momento a otro cuando el niño es menor a los 6 años de edad. En caso de que el proceso de desaparición espontanea del problema no ocurre, es importante tener en cuenta los efectos psicológicos que este problema puede tener en menor, comenzando por la vergüenza, y realizar un asesoramiento inicial con el menor.

Es normal que los tratamientos para evitar la enuresis sea que el niño tenga rutinas como orinar antes de irse a acostar, llevar una cuenta de las noches que moja o no la cama, no beber ningún liquido tres horas antes de irse a acostar (especialmente bebidas que contengan cafeína). De esta forma el tratamiento es bastante sencillo.

Además de la rutina antes mencionada, hoy en día también existen alarmas de enuresis, las cuales causan un fuerte sonido para despertar al niño cuando detectan que hay humedad en la cama. En el caso de estas alarmas, se recomienda seguir usándolas hasta tres semanas después de que el problema parezca haber desaparecido.

En el tratamiento de la enuresis también suele recomendarse la realización de ejercicios de vejiga, como retrasar al máximo posible la orina con el objetivo de fortalecer dicho musculo.

En caso de que los tratamientos anteriores no funcionen, también existen tratamientos farmacológicos, en los que se utiliza desmopresina para disminuir el volumen de líquido mientras el niño está dormido. También se puede utilizar la oxibutinina, que sirve para aumentar la capacidad de la vejiga del niño. La impramina tiene que ser el último recurso en caso de que no se consigan resultados, ya que esta tiene más efectos secundarios que, de ser posible, se deben de evitar.

De cualquier forma, todos estos medicamentos tienen que ser recetados por un médico luego de que realiza las pruebas necesitas en el menor. Bajo ningún motivo los padres deben de administrar medicamentos sin visitar a un médico.

Siguiendo los consejos anteriores es muy sencillo que el problema comience a desaparecer, por lo que es muy raro que se tenga que recurrir a medicamentos. No es un problema grave, por lo que se debe de tener paciencia.